Blog de marketing verde: Social Media, contenidos y mucho más para el sector ambiental

Qué es el marketing verde: comunica y vende sostenibilidad

El marketing verde, green marketing o marketing sostenible es una tendencia imparable. Como lo es la preocupación de la ciudadanía por el medio ambiente y la sostenibilidad. Ya era hora.

¿Sabías que casi un 60% de las personas consumidoras están dispuestas a pagar más por la oferta de una marca ética que por otras parecidas? ¿Y que un porcentaje similar elige una marca respetuosa por el medio ambiente, preocupada por cuestiones sociales y que mime a sus empleados/as?

Si nos paramos a pensar un poco, esto debería suceder en todos los casos. Y las empresas también deberían estar siempre al día con sus obligaciones fiscales, je. Pero la realidad es que no es así. Por eso, si tienes un proyecto que lo hace muy bien en lo relacionado con el cuidado del entorno, el uso racional de energía y recursos, la medición de la huella de carbono, la reducción de emisiones, etc. tienes que comunicarlo.

Qué es el marketing verde

Más allá de la Responsabilidad Social Corporativa

Las empresas verdes no se limitan a tener un departamento de RSC. No solo crean y comercializan productos ecológicos, sostenibles o éticos. También y, sobre todo, incluyen la sostenibilidad en todas sus áreas, procesos y estrategias. Es, además, un concepto central en su misión y visión. Pura coherencia, ¿no?

La Responsabilidad Social Corporativa alude a una contribución voluntaria, más o menos constante a la mejora social, económica y medioambiental del entorno. Dicho de otro modo, se puede plantear como una manera de contrarrestar el impacto negativo que su actividad tiene en la sociedad y el planeta.

La RSC pone a las empresas en un papel activo de cara a la sociedad. El objetivo de este compromiso suele pasar por mejorar su imagen, conseguir un valor añadido o posicionarse con respecto a la competencia.

Si lo piensas bien, las políticas de RSC sirven también para ganar en productividad. Por ejemplo, una mejora en las condiciones de las personas trabajadoras las hará más productivas. Por tanto, la compañía conseguirá mayores ganancias. ¿Me sigues? Entonces, ese valor social no es un fin en sí mismo. La meta siempre el aumento de las ganancias. Y también la búsqueda de legitimidad.

Con la aprobación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en 2015, muchas empresas han comenzado a adaptarse. Esto es algo muy positivo, no hay duda. Esperamos que muy pronto todas las empresas se rijan por criterios de sostenibilidad. Cuando lo sostenible sea la norma, ni siquiera repararemos en ello. Pero, de camino, aún queda mucho trabajo por hacer.

Entonces, ¿para qué sirve el marketing verde?

El green marketing no son solo técnicas o metodologías para crear y vender productos respetuosos con el medio ambiente. No basta con poner la etiqueta reciclado, verde o saludable a todo. El marketing sostenible también pone sobre la mesa que otro tipo de relación entre marcas, consumidores/as y medio ambiente es posible. Es comunicar la preocupación de la empresa por el medio ambiente, que le ha llevado a introducir cambios en sus prácticas empresariales.

Además, las empresas sostenibles tienen una capacidad enorme para concienciar a la ciudadanía. Transmitir al público de forma didáctica sus valores forma parte del ADN de las marcas verdes. Para ello las campañas de marketing verde son muy útiles. Un buen ejemplo es lo que sucede en el sector de la moda sostenible y ética.

Estas empresas hacen mucho más que crear y vender ropa respetuosa con el medio ambiente. Las marcas del entorno slow fashion también se esfuerzan día a día en alfabetizar acerca de la importancia de pasarse a un consumo responsable. No perdamos de vista que la industria textil es la segunda más contaminante, solo por detrás de la del petróleo. Por eso sus esfuerzos en marketing y comunicación destacan siempre su compromiso con la sostenibilidad. Es una manera genial de dar valor a su propuesta y de influir en la decisión de compra de la gente, ¿no?

El triple balance ha llegado para quedarse

Cada vez son más las empresas conscientes de que su papel va más allá del meramente económico. Son agentes que influyen muy mucho en la sociedad, pero también en el entorno medioambiental. Aquí entra el juego un concepto de lo más virtuoso: el triple balance. En España encontrarás un montón de organizaciones con este posicionamiento agrupadas en SANNAS.

El concepto triple balance

Como adelantaba antes, el modelo de gestión triple balance define tres dimensiones en la empresa: la económica, la social y la medioambiental. Así, estos proyectos miden el alcance de su actividad tanto desde la perspectiva de los resultados económicos, como desde el impacto social de sus acciones y de la huella ecológica que dejan. La clave es encontrar el equilibrio integral, el «balance», entre estas tres patas. Vamos, responsabilidad pura y dura.

Muchas de las empresas que se acogen al triple balance se mueven en entornos de innovación social como la economía circular, la economía del bien común, la economía social, la economía colaborativa o la economía verde y azul. Sin embargo, proyectos que ya existen pueden adaptarse a este modelo.

En resumen, el triple balance implica medir, hacer seguimiento, divulgar y, todo, orientado a mejorar la vida de las personas del entorno y proteger el medio ambiente.

La medición del triple balance

Para evaluar el desempeño de una empresa triple balance es necesario tener en cuenta una serie de métricas, así como las relaciones entre los distintos ejes y dimensiones. 

Los ejes principales del triple balance ya los tenemos claros: son el económico, el social y el medio ambiental. En torno a estos tres pilares encontramos un total de nueve dimensiones. Entre unos y otros se producen tensiones.

Dimensiones del triple balance

Por ejemplo, entre gasto, inversión y resultados, si hablamos de la dimensión económica. O entre lo que necesitan nuestros clientes, el bienestar del equipo y nuestro interés como promotores del proyecto, así como la relación con otros agentes de interés (inversores, proveedores) y la sociedad en su conjunto. Y, por último, entre los productos y servicios que ofrecemos, nuestra cultura corporativa y el entorno en el que nos movemos como empresa.

Sí, encontrar el equilibrio tiene mérito, pero también es satisfactorio, ético y responsable. Tener la conciencia tranquila y trabajar acorde a tus valores ya es un premiazo, ¿no?

¿Por qué es buena idea apostar por una estrategia de marketing verde?

Sobre todo, porque será el más fiel reflejo de tu forma de hacer las cosas. Porque lo tuyo quedamos que no es greenwashing, ¿no? 😉 Pero, en concreto, el marketing verde te aportará estas ventajas:

  • Diferenciación: como decía más arriba, cuando todas las empresas sean 100% sostenibles, ya no hablaremos de ello. Mientras tanto, convertir la sostenibilidad en tu ventaja competitiva te hará sacar la cabeza entre las mil y una empresas del sector.
  • Alineamiento con unos valores muy atractivos: la responsabilidad no solo vende, te convierte en una marca amable, con la que la gente estará encantada de identificarse. El consumidor verde cada vez tiene más peso, y si le ofreces lo que busca conseguirás aumentar tu visibilidad y recuerdo de marca.
  • Mayor rentabilidad: cumplir con unas altas exigencias a nivel ambiental te obliga a optimizar tus procesos sí o sí. Y, para mejorar, toca invertir en investigación, tecnología e innovación. Con todo esto lograrás servicios y productos de más calidad, y hasta encontrarás nuevas vías de desarrollo de negocio. Vamos, que todos salimos ganando.
  • Educación y compromiso de tu audiencia: además de llegar a tu público objetivo hablándole de lo que le interesa, con una buena estrategia de marketing verde les harás pensar. Así, entenderán qué haces y por qué, mientrasles van calando tus mensajes y se convierten en consumidores conscientes y responsables (¡aún más!).

Marketing verde para que se entere todo el mundo de lo bien que lo haces

La comunicación de tu proyecto tiene que estar alineada siempre con tus valores. Si te dedicas al sector de la sostenibilidad, el green marketing te ofrece un montón de oportunidades de llegar a más gente. Escríbeme con lo que necesitas, conozco de sobra el sector verde y me encanta trabajar con marcas comprometidas como la tuya 🙂

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email
Sobre la autora

3 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.