Blog de marketing verde: Social Media, contenidos y mucho más para el sector ambiental

En 2021, invierte en contenidos de calidad para tu marca verde

El año pasado desgranaba por aquí las razones por las que el Social Media no es cosa de cuñaos. En general, nada lo es, porque el cuñao, ese arquetipo viejo como la noche de los tiempos, y no aporta nada positivo a tu marca verde o responsable. Ni tampoco lo hace su actitud:

– Eso ya lo hago yo y nos ahorramos dinero.

– Si total es publicar de vez en cuando, lo puede hacer cualquiera.

– Ya hago un textito majo yo porque no me lleva apenas rato y me apaño con WordPress divinamente.

– Cuando tenga hueco escribo un post y arreglao.

– No estamos para gastar en tonterías.

Meeeeeeeeeeec. ¿Enumeramos las razones más frecuentes por los que las muchas pymes y proyectos personales escatiman en invertir en contenidos de calidad?

¿Enumero, mejor, las opiniones erradas que llevan a decidir que hacerlos tú es gratis externalizar los contenidos carísimo?

¿Pero no tenía que invertir en redes sociales?

Son piezas del mismo puzzle. Tenemos que mirar un poco desde arriba para hacernos una idea.

De poco servirá que tengas grandes números en Facebook o Twitter si la gente no llega a tu web, que es el objetivo número uno de estar en las redes sociales.

Piensa que son, además de enormes multinacionales:

  • Plataformas externas. Yes, no tienes el control. Es lo que hay.
  • Tu mensaje está enmarañado en un timeline con cientos de mensajes más, chistes, memes, recetas de cocina o imágenes de gatitos. Sobresalir así, fastidiado.
  • Para destacar, cada vez hay que pagar más. Y en teoría ya prima, o eso dicen, el contenido de calidad, más que lo larga que la tienes lo grande que es tu comunidad.
  • Son volátiles a más no poder. Ahora lo peta TikTok y Facebook es cosa de boomers. Mañana una compra a la otra y tira porque le toca.

¿Qué pinta en todo esto el blog de mi marca verde?

Pues mucho. Ahí es donde debes crear contenido valioso: útil y de valor para las personas. Así será más fácil que visiten el resto de tu web, se enteren de qué haces, se suscriban a tu newsletter para seguirte y para que, de lectores/as, pasen a ser clientes/as. Acabo de resumir muy resumidamente lo que es el Inbound Marketing, pero no quiero liarte más, de momento.

Hablamos ya, del marketing de contenidos, que no es más que una manera de comenzar de poner a las personas, sus intereses y necesidades en el centro y abandonar por fin el yo, yo, yo, mis productos y mis servicios verdes, compra, contrata. Es decir, el arte de hacer marketing sin que se note 😉

Porque, generando contenido de valor y distribuyéndolo a través de diferentes canales online, conseguirás los beneficios de toda una campaña de publi (visibilidad, posicionamiento de marca, llegar a nuevos públicos, etc.) pero de una forma muy poco intrusiva, creativa, cercana y amable. La gente está tan cansada como tú de publicidad. ¿Por qué no aportarle algo más?

¡Pero lo que quiero es vender!

¿Cómo piensas hacerlo si no es llevando visitas a tu web, alma de cántaro? De esto llevamos hablando desde la primera línea, de que la gente llegue a tu página, tu casa, el lugar en donde glosas las virtudes de tus servicios y productos sostenibles.

Con buenos contenidos aparecerás en las resultados de Google en mejor posición. Además, el tráfico desde las redes sociales será más y de mejor calidad. La gente que se suscriba a tu newsletter recibirá directamente, sin distracciones, el mensaje que quieras transmitir. ¿Más argumentos?

No puede ser tan difícil, ¡yo fui a EGB!

Seguro que redactas estupendamente y conoces mejor que nadie tu marca sostenible, no me cabe duda. Pero, responde con sinceridad a estas maléficas preguntas:

  • ¿Sabes algo de SEO, además de lo importante que es?
  • ¿Tienes alguna idea de buscar tendencias en la red?
  • ¿Interpretas lo que dice Analytics?
  • ¿Conoces los secretos de cada red social, cómo crear el mensaje perfecto, dónde incluir el verbo, qué imagen añadir?
  • ¿Diseñas o trabajas?
  • ¿El mono de MailChimp te parece majo o directamente apaleable?
  • ¿Tienes tiempo libre? ¿Quieres ocuparlo en llevar a cabo todas estas tareas? ¿Qué opina tu familia de ello? ¿Y tu perro?

Toca ser realista, ¿no?

No pasa nada, no se puede llegar a todo ni hay porqué agobiarse por ello. La mejor manera de no sentir que se te escapan las cosas o llenarte el cráneo de «deberías» y culpas varias, es delegar. Por eso, anímate a consultarme ya cómo planificar los contenidos de tu marca verde para que el 2021 sea brillante y verde a partes iguales, esta vez sí.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email
Sobre la autora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.