5 trucos para editar tus posts y hacerlos brillar


Editar, editar y editar. La edición es casi más importante que la redacción en sí. Conseguir un producto final de calidad pasa por tareas tan imprescindibles como invisibilizadas como son la revisión y la corrección.

¿Crees que los profesionales de la escritura y literatura crean borradores mejores que los tuyos? Seguro que no. Serán una sucesión de líneas difíciles de leer, sin ritmo y con poca gracia. Pero saben que ahí solo ha empezado el trabajo.

Asumámoslo: no acabamos un post en el momento que escribirmos la última idea. De hecho, ese es solo el inicio. Tenemos que darle forma al texto en bruto y conseguir que sea claro, armonioso y atractivo.

La gente que vive de escribir cuenta con personas dedicadas a la corrección ortotipográfica y de estilo. Si eres blogger tendrás que encargarte también de esta tarea, además de la de redacción.

Aquí te dejo algunas ideas sencillas para pulir y sacar brillo a tus posts:

Evita el texto de relleno y las repeticiones

El barroquismo no pinta nada en los posts de tu blog. Solo conseguirá desviar la atención de lo importante. Por eso, evita las perífrasis y también las muletillas. No aportan nada al texto, prometido. ¿Cómo puedes saber que sobran de verdad? Eliminálos sin más. Si la frase continúa teniendo justo el sentido que le quieres dar, es que no hacen falta.

También debemos huir de los circunloquios, ¡ve al grano! Para ello, suprime expresiones como “visto lo cual”, “en mi opinión” (¿de quién va a ser?), “llegado este punto”, “el hecho es que”, “la decisión es absolutamente relevante”. Las locuciones adverbiales también deben desaparecer: “por otra parte”, “en efecto”, “en definitiva”.

Grábatelo: aquello que no aporta, va fuera. Porque lo sencillo se entiende mejor, y escribir textos con sencillez es hacerlo con claridad. Ten en cuenta siempre que escribir en un blog no consiste en trasladar el lenguaje oral o coloquial a la escritura.

Adiós florituras, construcciones complejas y redundancias.

Elimina las frases hechas y los tópicos

Seguro que te suena la expresión “empresa líder en el sector”, ¿verdad? Dime qué aporta. Eso es, NADA. Lo mismo sucede con “novedoso”, “de calidad”, “de éxito”. E igual pasa con las expresiones demasiado genéricas. Y para qué hablar de “el asunto” o “la cuestión”. Despídete de los lugares comunes. ¡Queremos concreción, nada de llamar “cosa” a todo!

Trucos para editar tus posts

Prescinde de las palabras “débiles”

Hace falta acción, y eso significa usar más verbos y en voz activa. Mucha gente cree, erróneamente, que la voz pasiva le da más caché a un texto. ¿”Ella está leyendo” de verdad que es mejor que “ella lee”?

Abusar de los verbos ir, tener, hacer, poner, decir y haber para todo también es algo a evitar. Busca la diferencia entre “las distracciones son la causa de muchos accidentes” y “las distracciones causan muchos accidentes”. Está clara, ¿no?

¿Y cuando adjetivamos a través de formas verbales innecesarias? “Tiene un gran nivel de intensidad” frente al sencillo “es intenso”. Nada más que añadir, señoría.

En resumen: apuesta por los verbos y los sustantivos, y pasa de adverbios y adjetivos. Y si adjetivas, que sea de forma concreta y exacta.

¡No exageres!

Cuenta las cosas de una forma limpia y directa, no te sobres. Si no quieres que tu post parezca sacado de teletienda, piénsate mucho esos superlativos o el “mejor” acompañando a todo. Si no tienes datos concretos para justificar tus súper afirmaciones, mejor prescinde de ellas.

Revisa siempre la puntuación

Seguro que puedes acortar frases. Cuando desarrollamos nuestras ideas tendemos a usar muchas coordinadas y párrafos largos. El momento de la edición es cuando deberás poner límite a todo esto. Pero tampoco abuses del punto y seguido; alternar oraciones cortas con otras más largas aportará dinamismo al texto.

Conclusión: los textos siempre se pueden mejorar. Ponte a ello ya

Estos consejos tampoco son la panacea, eh. Ni estoy descubriendo la pólvora ni aplicarlos te va a conducir al éxito profesional. De hecho, buena parte de ellos son obviedades. Pero tenerlos en mente puede marcar la diferencia entre un texto aburrido y un texto que atrapa. Si inviertes en SEO y dedicas tiempo a generar contenido nuevo, ¿cómo puedes escatimar en la edición? Revisa tus posts, siempre hay algo mejorable. Siempre.

María Domínguez

Ayudo a posicionar en internet proyectos nuevos y a mejorar la presencia de los que no lo son tanto. Resuelvo dudas, diseño y ejecuto soluciones. Escucho.

También te gustarán

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Soy María, profesional de comunicación y marketing on line

 ◕◡◕

◕◡◕

Ayudo a posicionar en internet proyectos nuevos y a mejorar la presencia de los que no lo son tanto. Resuelvo dudas, diseño y ejecuto soluciones. Escucho.

Respondo rápido :)

Madrid

Puedes seguirme en

Uso un hosting 100% verde

World's #1 Green Energy Web Hosting Provider